HISTORIA DEL BULL TERRIER

Historia del Bull terrier

 

Nuestro criadero de Bull Terrier cuenta con una característica única y es que somos amigos fieles de nuestros animales y por eso nos gusta conocer sus virtudes, debilidades y sus puntos fuertes. Somos expertos en Bull Terrier y American Bully y por eso somos un referente en este sector y conocemos hasta el más mínimo detalle de su historia.

El Bull Terrier nació en Inglaterra, en el siglo XVII, como resultado del cruce de diversas razas terrier con el objetivo de crear un perro de lucha. A pesar de que su temible aspecto puede asustar, este animal es amable y cariñoso, tanto con niños como con adultos, lo que la convierte en una raza idónea como mascota familiar.

No obstante, como criadero de Bull Terrier, debemos avisar a todos los que se sientan atraídos por esta maravillosa raza, de que es un perro que necesita una firme educación ya que, debido a su fuerza física, sin el debido adiestramiento, podría convertirse en un peligro para otros animales de su especie.

Es conocido como un gran gladiador canino debido a su valor y a su fuerza, de hecho este animal se empleaba como guardián de ovejas y cazador de ratas y actualmente es una de las mejores razas que pueden adoptarse como animales de compañía con capacidad suficiente para defender hogares y personas.

Orígenes del Bull Terrier

En 1860 se cruzó la raza Bull Terrier del momento con razas como la English White Terrier, Dálmata y Pointer Español para intentar refinar su aspecto y, como resultado, nació un perro de color blanco, muy musculoso con una cabeza muy bien definida. Más tarde, en los años 20, debido a la tendencia de las razas albinas de desarrollar sordera, se introdujo un toque de color.

Estándar

 

Los animales de nuestro criadero de Bull Terrier siguen la línea estándar de esta gran raza, cuyas principales características son:

 

•    Estatura: entre 36 y 39 centímetros
•    Pero: entre 23,5 y 29 kilogramos.
•    Cuerpo: Fuerte, fornido, muy redondeado con costillas arqueadas. Dorso corto.
•    Cabeza: Larga y ovalada.
•    Mandíbulas: muy potentes, con mordida de tijera.
•    Ojos: oscuros y pequeños, con forma de almendra.
•    Cuello: musculoso, largo y arqueado. Se adelgaza gradualmente desde los hombros a la cabeza.
•    Extremidades: Las patas posteriores son paralelas y presentan muslos musculosos y piernas desarrolladas.
•    Cola: corta, de implantación baja. Gruesa en la base y va adelgazándose hacia una punta fina.
•    Pelaje: corto y áspero al tacto. Posee un brillo fino.
•    Color: existen ejemplares de un blanco puro y ejemplares de color.

 

Los Bull Terrier Tienen Un Carácter Equilibrado y Obediente

Tienen un temperamento equilibrado. Son amigables y cariñosos, aunque muy testarudos. Es un perro fuel y leal con sus amos siempre que reciba cariño porque sino puede mostrarse agresivo e incluso supones un peligro para otros perros. Son animales con muchísima confianza en sí mismos, protectores y tranquilos, aunque si se le incita a pelear lo hará in titubear. Para evitar un comportamiento agresivo es conveniente darle una educación severa desde su primer mes de vida.

 

Consejo de Rocabull, nuestro criadero de Bull Terrier

 

El Bull Terrier necesita actividad física constante. Es un animal ágil y rápido que debe quemar energía, preferiblemente en el campo, al aire libre, incluso es muy válido para cazar